Igualdad o desigualdad entre natural y sintético

29 agosto 2009 at 12:02

Hoy quisiera hablar un poco de moléculas químicas. De la forma elemental y más básica de los productos que conocemos. Este artículo surge de la pregunta sobre que es mejor, algo químico o algo natural, algo que se haya obtenido mediante síntesis química a partir de otros productos o algo que se ha obtenido de una fuente natural mediante sencillos pasos físicos o químicos.

No voy a llegar más allá del límite que hasta ahora conozco. Con esto me refiero a que en los últimos años estamos conociendo que hay algo más que también influye en las moléculas. Este algo nos habla de su pasado y de emociones. Os dejo como ejemplo los estudios del Sr. Emoto con el agua. Pero no son los únicos. Por ejemplo, en el FiBl se han realizado estudios con el agua contenida en frutas ecológicas y convencionales y se ha visto que muestran patrones de cristalización diferentes.

Estos nuevos hallazgos nos hablan de fuerzas que actúan a niveles sutiles en nuestras emociones. Lo valoraría como un 2% de la acción del producto X del que discutamos. Así, la acción macroscópica y, a día de hoy, cuantificable del producto, será un 98%. A este 98% será al que yo me refiera y dejaré el otro porcentaje (sea el 2 o el 10), para cuando seamos capaces de entenderlo.

Bien, lo que diré no admite discusión. Una molécula es idéntica y produce la misma acción en nuestro organismo independientemente si procede de fuentes naturales o se ha obtenido mediante reacciones químicas.

Por ejemplo, el glicerol. Este normalmente es un residuo (muy útil, por cierto) del procesado de los trigliceéridos (grasas). Pero sintetizarlo químicamente a partir de otros compuestos también es muy sencillo. Una vez aislada y purificada la molécula, es lo mismo y es indistinguible.

Entonces mucha gente se pregunta porqué un producto natural funciona mejor que un compuesto de farmacia o porqué, por ejemplo, el calcio y otros minerales contenidos en los vegetales se absorbe se absorben mucho mejor que si tomamos un suplemento vitamínico. Veamos con dos ejemplos la respuesta a estas dos situaciones.

¿Porqué la hipericina funciona tan bien cuando tomamos hierba de San Juan (hipérico) y funciona mucho peor cuando compramos unas cápsulas donde se ha aislado esta molécula? Es debido a la acción sinérgica. El hipérico no es sólo hipericina, posee otros compuestos que ayudan a la absorción, otros que realizan acciones similares, otros que favorecen la unión con nuestras células receptoras, etc. Pero si aislásemos la hipericina del hipérico o la fabricásemos en un laboratorio funcionarían idénticamente consumidas de forma aislada.

¿Qué ocurre con los minerales? Por un lado tenemos que al estar también contenidos en una fuente natural puede haber otros elementos que favorezcan su absorción y su acción. En el caso del calcio, por ejemplo, se necesita vitamina D, pH ácido en el estómago o la enzima lactasa si se pretende absorber de la leche. Pero en este segundo caso de porqué un mineral contenido en una fuente natural se absorbe mejor que en forma de suplemento farmacéutico es debido a que no hablamos de la misma molécula. El calcio es el mismo Ca+2, un ión metálico. Pero este no viaja sólo por el mundo, va en compañía de otros átomos formando moléculas o quelatos. Las moléculas del suplemento químico y las moléculas del vegetal son distintas y es por ello que, normalmente, las fuentes naturales ofrecen más biodisponibilidad del mineral que los suplementos. Continuando con el caso del calcio, la mayoría de suplementos (incluso los más afamados calcio-coral), ofrecen calcio en forma de carbonato cálcico, que posee una biodisponibilidad del 10%. De cada 100g de calcio que tomemos, incorporaremos, como máximo (o sea, suponiendo que tomemos también vitamina D y hagamos ejercicio), 10 gramos. En cambio, un suplemento como el aspartato de calcio (calcio unido al aminoácido ácido aspártico), ofrece una biodisponibilidad del 11,5%, algo superior. Si aumentamos la complejidad y vamos a buscar los quelatos minerales presentes en los vegetales tendremos mayor biodisponibilidad, más aún si consideramos esos otros requisitos que nuestro vegetal también nos proporcionará.

Espero que haya quedado clara la diferencia entre los distintos conceptos. Por un lado tenemos que las moléculas son idénticas independientemente del origen. Por otro lado tenemos que saber la diferencia entre tener un producto químico de síntesis o aislado de una fuente natural o tomar el mismo producto directamente de la fuente. Y por último que no debemos hablar de que tal producto es mejor natural que de farmacia, sinó que debemos decir que una determinada fuente de ese producto con su fórmula química es mejor que otra fuente donde presenta una fórmula química diferente (el ejemplo de los minerales es muy claro).

Entry filed under: complementos naturales, fármacos, fitoterapia, productos naturales, vitaminas y minerales. Tags: .

Problemas de sueño Cosmética natural y aceites esenciales


Información

Si te interesa que investigue sobre algún tema, sólo tienes que dejar tu mensaje bajo cualquier post y el siguiente post será para tu consulta. Enlazo aquellas páginas comerciales que considero que por la calidad de sus productos y servicio, lo merecen. Enlazo páginas de búsqueda de información útiles para cualquiera que le interese la temática del blog.
agosto 2009
L M X J V S D
« May   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: